Noticias

Quién es Mario Vargas, el abogado que busca impedir que sus WhatsApp con Luis Hermosilla lleguen al CDE

El profesional, que ha participado en causas de gran connotación pública, comenzó su carrera en la Defensoría Penal Pública y luego inició su trabajo como abogado independiente.

El abogado de la Universidad Católica de Temuco, Mario Vargas Cociña, cuenta con una gran experiencia en múltiples casos de gran connotación pública.

Precisamente aquello podría explicar el recurso que presentó en la Corte de Apelaciones de Santiago, con el cual busca impedir que la Fiscalía Nacional le entregue al Consejo de Defensa del Estado (CDE) los chats de Whatsapp de sus conversaciones con Luis Hermosilla.

El profesional, que cuenta con un magíster en Derecho Penal de la Universidad de Chile, trabajó entre 2005 y 2012 en la Defensoría Penal Pública, donde se desempeñó como defensor jefe en Santiago. Con posterioridad inició su trabajo como abogado independiente.

El primer caso mediático en que participó se remonta a una década atrás, cuando en 2014 asumió junto a Luis Hermosilla y Javier Cornejo la defensa del ex sacerdote John O’Reilly, quien fue condenado por el delito de abuso sexual reiterado en contra de una menor de edad.

Un año más tarde, en 2015, tuvo un mejor resultado tras asumir como abogado defensor de los imputados en el caso Caval. Aquello, pues al hijo de la entonces presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, lo sobreseyeron en la causa.

En 2018, el abogado Mario Vargas se desempeñó como defensor del director de teleseries Herval Abreu, a quien se imputó por cinco casos de abuso sexual. Al igual que con Dávalos, el profesional logró el sobreseimiento de su cliente.

Defendió al carabinero que dejó ciega a Fabiola Campillay

Al año siguiente, durante el estallido social de octubre de 2019, el profesional fundó la Defensoría de Carabineros (Defcar). En ese contexto, Vargas asumió la defensa del capitán Patricio Maturana, acusado lanzar la bomba lacrimógena que dejó ciega a la actual senadora Fabiola Campillai. El tribunal encontró culpable al oficial y lo condenó a 12 años de cárcel.

En 2020, Mario Vargas Cociña asumió otro caso de gran relevancia mediática, tras defender a Nano Calderón Argandoña de la acusación de parricidio frustrado contra su papá, el también abogado Hernán Calderón.

Tras el juicio, al hijo de Raquel Argandoña lo condenaron a una pena de 541 días y dos de 60 días, las que cumplió bajo libertad vigilada.

Ese mismo año, en plena pandemia, Carabineros detuvo al abogado por incumplir el toque de queda decretado por la emergencia sanitaria. En la ocasión fue trasladado a la 17a. Comisaría de Las Condes, donde protagonizó un hecho insólito: golpeó con su codo a un policía, por lo que se lo acusó del delito de maltrato de obra a Carabineros en servicio, caso que luego se desestimó.

A inicios de 2023, el profesional asumió la defensa del la entonces pareja de Tonka Tomicic, Marco Antonio López, más conocido como Parived, en el denominado caso Relojes.



Este Post Aparece en Dinamo.cl