Noticias

Problemas de convivencia y salud mental: las preocupaciones de niños, niñas y adolescentes bajo cuidado del Estado

Un 38% de los niños, niñas y adolescentes encuestados dicen que no pueden ir siempre que lo necesitan a un psicólogo.

La Defensoría de la Niñez reveló un estudio sobre cuáles son las principales preocupaciones de niños, niñas y adolescentes que están bajo el cuidado del Estado.

Según reveló la entidad, la investigación se realizó desde el año 2022, con la visita a un 80% del universo de residencias a lo largo del país con la aplicación de 656 encuestas a residentes de entre 10 a 18 años.

“Esta información es tremendamente relevante porque se identifican claramente las inquietudes de los niños, niñas y adolescentes, asegurado su participación efectiva respecto de las políticas públicas que les impactan y las instituciones con las que se relacionan”, indicó el Defensor de la Niñez, Anuar Quesille.

Las principales preocupaciones que tienen

Según reveló el estudio, un 45% de los niños, niñas y adolescentes encuestados se sienten intranquilos con sus compañeros de residencia, mientras que un 38% dice que no los tratan bien sus compañeros de residencia. En tanto, un 34% se sienten incómodos o incómodas en su residencia.

Otras de sus preocupaciones son la falta de personal, la rotación y falta de remplazos de los cuidadores, manifestando estrés y miedo ante la falta de actividades y talleres que los preparen para el futuro como adultos.

Junto a ello, un 24% de los niños, niñas y adolescentes sienten que no hay suficientes cuidadores en su residencia, un 17% no recibe apoyo para sus deberes escolares, y el 24% no ha tenido apoyo para la vida independiente.

Las desvinculaciones con hermanos o hermanas es una materia de especial atención entre los niños, niñas y adolescentes bajo cuidado del Estado. El 94% de ellos o ellas tiene hermanos o hermanas, pero solo el 16% vive juntos, lo que también se vincula a que no los visita ninguna figura significativa para ellos.

El 32% dice que no los ha ido a visitar nadie importante el último mes y el 20% señala que su familia vive lejos de la residencia.

Por otra parte, reconocen el acceso y atención en salud mental como un derecho, una urgencia y prioridad, pero la relacionan directamente como una de las causas más importantes de la violencia o los malos tratos entre pares.

A ello, se suma la inquietud que les produce el consumo de drogas y a la necesidad de contar con recintos especializados de rehabilitación donde los niños, niñas y adolescentes que sufren esta problemática puedan ser contenidos, atendidos y tratados médica y psicológicamente, ya que consideran que ahora al estar inscritos en el sistema público de salud las esperas son muy largas.

En esa línea, un 38% de los niños, niñas y adolescentes encuestados dicen que no pueden ir siempre que lo necesitan a un psicólogo, y un 43% que no puede ir siempre que lo necesita a un psiquiatra.

Un punto importante que revela la Defensoría de la Niñez es que un 51% de los niños, niñas y adolescentes no saben, nadie les explicó o no entienden por qué están viviendo en una residencia. El 54% de ellos y ellas, además, dice haber vivido en más de una de ellas.

En general, manifiestan que en los Centros de Reparación Especializado de Administración Directa (CREAD) había más violencia entre pares, pero estos ofrecían una amplia oferta de talleres, contaban con personal especializado en salud mental, y tenían desarrollo de habilidades para el futuro.

El Estado sigue en deuda. Si bien hemos avanzado en ciertos temas, como el contar con una Ley como la de Garantías, aún necesitamos un cambio de paradigma de la oferta y demanda para pasar a un modelo de derechos humanos, enfocado en las necesidades de los NNA”, manifestó el Defensor de la Niñez, Anuar Quesille.

Nos falta como sociedad un cambio de mentalidad, en el que se entienda que todo el Estado es responsable del cuidado de esos niños y niñas, que un solo Servicio no da abasto y necesita que todos los organismos responsables asuman su rol y trabajen para garantizar sus derechos”, finalizó Quesille.



Este Post Aparece en Dinamo.cl