Logran la imagen más nítida y espectacular del ‘Ojo de Dios’

Dos años y más de cien horas de exposición hicieron falta para obtener esta foto de la nebulosa Hélice. 
La foto de Connor Mathernet,Ojo de Dios

Es innegable que las imágenes capturadas por los instrumentos infrarrojos del telescopio espacial James Webb a un millón y medio de kilómetros de distancia de nuestro planeta nos permiten ver y estudiar el cosmos como nunca antes lo habíamos hecho.

Pero también es cierto que los astrofotógrafos aquí en la Tierra siguen produciendo imágenes con un detalle y una resolución tan impresionantes que nos permiten maravillarnos con ese espectáculo incomparable de colores y formas que es el espacio.

Sin duda, entendemos con estas imágenes lo que dijo el famoso científico, de fe cristiana, Isaac Newton: “Lo que sabemos es una gota, lo que ignoramos, un inmenso océano. La admirable disposición y armonía del universo no ha podido salir sino del plan de un Ser omnisciente y omnipotente”.

Dos años para hacer una foto.

Connor Mathernet, científico planetario y astrofotógrafo del Observatorio Deep Sky West (DSW), en Nuevo México, EEUU, lleva tiempo capturando espectaculares imágenes del espacio.

Una de las últimas es la imagen de la nebulosa Hélice, o como se la conoce comúnmente, el ‘Ojo de Dios’, que abre este artículo. Para Mathernet, el ‘Ojo de Dios’ —una de las nebulosas planetarias más cercanas a la Tierra, situada en la constelación de Acuario a unos 650 años luz— ha sido una obsesión que le ha llevado a fotografiarla en varias ocasiones.

Conseguir esta nueva imagen le llevó dos años. El investigador aprovechó su acceso a las instalaciones del observatorio DSW y empleó más de 100 horas de exposición.

“Un ordenador está programado con una lista de objetivos y decide por sí mismo, basándose en factores como la claridad del cielo, la posición del objetivo en el cielo y la distancia —así como la fase de la Luna—, cuándo va a disparar a cada objetivo”, explica Matherne en declaraciones para My Modern Met.

Una vez capturadas las imágenes, Mathernet tuvo que procesarlas para lograr ese espectacular resultado final. “Integrar sin problemas más de 100 horas de fotografías en una sola imagen tomada a lo largo de los años no es fácil”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

YouTube